Skip to Content

Última actualización

Lo que necesitan saber las mujeres que están embarazadas o que planean un embarazo.

El embarazo viene con muchas decisiones: cuales pruebas hacerse, si saber o no saber el sexo del bebé, dónde dar a luz, y pronto, las mujeres que están embarazadas o que planean concebir, tendrán que decidir si recibir o no recibir una vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

Ahora hay dos vacunas contra el COVID-19, una fabricada por Pfizer y la otra por Moderna, que han demostrado ser un 95 por ciento efectivas en la prevención de casos sintomáticos de COVID-19 y efectivas en prevenir enfermarse gravemente. Entonces, ¿qué significa esto para las mujeres embarazadas y las que planean concebir pronto?

Para obtener más información, hablamos con la experta en enfermedades infecciosas de UNC Health, Cynthia Gay, MD, MPH, quien dirige el ensayo clínico de Moderna en UNC, y Brian Brimmage, MD, un obstetra que atiende los partos en UNC REX Healthcare.

Se necesita más investigación sobre el embarazo y las vacunas

Ni los ensayos clínicos de vacunas de Pfizer ni de Moderna inscribieron a mujeres embarazadas, al menos a propósito. Sin embargo, algunas mujeres en los ensayos estaban embarazadas y no lo sabían, y los investigadores están siguiendo esos embarazos y a los recién nacidos.

«Es una precaución estándar no inscribir a mujeres embarazadas en estudios de fase III», dice la Dra. Gay. «Con base en todo lo que sabemos sobre otras vacunas y lo que sabemos sobre estas vacunas, no existe una preocupación de seguridad particular en las mujeres embarazadas. Pero no tenemos esos datos de seguridad de mujeres embarazadas que han recibido una vacuna».

La Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés), el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, la Sociedad de Medicina Materno Fetal y la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva han emitido declaraciones en apoyo de ofrecer las vacunas contra el COVID-19 a mujeres embarazadas o amamantando.

«Existe especulación basada en el mecanismo de funcionamiento de las vacunas, que en teoría, debería ser seguro para ambos grupos, que es lo que los llevó a presentar estas declaraciones de apoyo», dice el Dr. Brimmage. «Pero no lo sabemos con certeza, y probablemente pasará mucho tiempo antes de que tengamos datos para saberlo con certeza».

No retrase la vacunación si está intentando concebir o está amamantando

Si aún no está embarazada, pero planea concebir o someterse a un tratamiento de fertilidad, la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva dice que no necesita retrasar la concepción o el tratamiento de fertilidad si recibe una vacuna.

«Estas personas tratan la infertilidad todo el tiempo e incluso han dicho que si descubre que está embarazada entre sus dos dosis de una vacuna (cada vacuna requiere dos), aún se le debe ofrecer la segunda dosis», dice el Dr. Brimmage. «Y recomiendan no requerir una prueba de embarazo negativa antes de que alguien reciba una dosis de una vacuna porque eso sería un obstáculo innecesario para los sitios que administran las vacunas».

Es importante notar que aunque los casos graves de COVID-19 pueden afectar la calidad del esperma de un hombre, ninguna de las vacunas contra el COVID-19 en los ensayos en los Estados Unidos, incluidas las vacunas de ARNm, contiene el virus que causa el COVID-19. No pueden causar infección. No puede «contraer» COVID-19 de las vacunas de ARNm.

El Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología dice que las vacunas contra el COVID-19 deben ofrecerse a las personas que amamantan y que deseen recibirlas cuando estén disponibles.

«Creo que hay menos preocupación por la lactancia materna porque uno de los beneficios más importantes de la lactancia materna es que los anticuerpos maternos (como los que se desarrollan a partir de las vacunas) se transmiten al bebé y lo protegen, y eso es exactamente lo que queremos», dijo la Dra. Gay. «Por lo tanto, hay menos preocupación por la seguridad al recibir las vacunas para las mujeres que están amamantando».

Hable con su doctor

Ya sea que esté embarazada, esté planeando concebir o amamantando, hable con su doctor sobre lo que es mejor para usted.

«Hable con su médico y trate de evaluar qué tan alto es su riesgo de exposición a el COVID-19», dice el Dr. Brimmage, «y hable sobre qué cosa le asusta más— la posibilidad de enfermarse gravemente por el COVID-19 o el riesgo teórico e improbable de que pudiera haber algún efecto adverso de la vacuna».

Brian C. Brimmage, MD, es un obstetra/ginecólogo certificado que ejerce en Raleigh OB/GYN Center y atiende partos en el Hospital UNC REX.

Cynthia Gay, MD, MPH, es profesora asociada de medicina en la división de enfermedades infecciosas de la UNC School of Medicine. Es médica en ejercicio y directora médica del UNC HIV Cure Center.

Vacunarse

Conozca más acerca de cómo y cuándo ponerse la vacuna contra el COVID-19.

VACUNARSE