Skip to Content

La vacuna Pfizer COVID-19 ahora está disponible para los niños de 12 a 15 años. Esta es la única vacuna autorizada para este grupo de edad. Haga clic aquí para programar una cita.

La mayoría de las personas no presentan efectos secundarios graves por las vacunas contra el COVID-19.

El efecto secundario más común es que después de recibir la vacuna, su brazo puede estar adolorido, enrojecido o caliente al tacto. Estos síntomas generalmente desaparecen por sí mismos en el plazo de una semana. Otros efectos secundarios pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, escalofríos o dolores musculares, sobre todo después de recibir la segunda inyección. Estos efectos secundarios se consideran normales y una señal de que la vacuna contra el COVID-19 está funcionando para protegerlo.

«Esos síntomas leves de dolor, (y) tal vez una fiebre baja son en realidad su sistema inmunitario que le dice que la vacuna está haciendo exactamente lo que queremos que haga», dice la Dra. Gay. «Queremos que su sistema inmunitario responda a la vacuna (y) produzca anticuerpos de manera que, si alguien está expuesto al coronavirus, esos anticuerpos están presentes y pueden reconocer, (y) unirse al coronavirus, y ya sea prevenir la infección o hacer que la infección sea menos grave».

Por lo tanto, la vacuna puede hacer que una persona se sienta enferma, pero los síntomas casi siempre duran de uno a dos días.

Obtenga más información sobre los efectos secundarios a continuación y comparta cualquier efecto secundario que experimente con su médico.

Vacunarse

Conozca más acerca de cómo y cuándo ponerse la vacuna contra el COVID-19.

VACUNARSE