Skip to Content

Última actualización

En Carolina del Norte ahora hay varias vacunas contra la COVID-19 disponibles, y este es un paso importante para ayudarnos a vencer este virus y volver a la normalidad. Sabemos que muchas personas tienen preguntas sobre las vacunas. Le animamos a explorar el sitio web para aprender todo sobre la seguridad y la ciencia de las vacunas, así como también cuándo, dónde y cómo vacunarse.

Aquí hay algo de información para comenzar.

Esta información está sujeta a cambios y se actualiza periódicamente.

Las vacunas contra la COVID-19 son seguras.

Las vacunas contra la COVID-19 pasaron por todas las etapas de los ensayos clínicos. Más de 70,000 personas de diferentes razas y etnias participaron en los ensayos de la vacuna contra la COVID-19. Los profesionales de la salud continuarán vigilando la seguridad y efectividad de las vacunas contra el virus.

Algunos grupos califican actualmente, pero los suministros son extremadamente limitados.

Actualmente, los trabajadores de la salud con alto riesgo de exposición a la COVID-19, los residentes y el personal de atención a largo plazo, las personas de 65 años de edad o más, todos los trabajadores esenciales en persona de primera línea y las personas de alto riesgo y aquellos en ciertas situaciones de vida en grupo pueden ponerse una vacuna contra la COVID-19. UNC Health sigue las reglas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte, incluido el orden y en qué momento alguien se puede vacunar. A medida que haya más vacunas disponibles, otros grupos calificarán para la vacunación. Eventualmente, todos los que quieran una vacuna podrán ponérsela.Averigüe cuándo calificará aquí.

Debe programar una cita para ponerse una vacuna.

Siactualmente califica, debe programar una cita para ponerse una vacuna. No se atiende a nadie sin cita previa. Visite Vacunarse para obtener más información sobre cómo programar una cita. Debido a la disponibilidad limitada, las citas se llenarán rápidamente. Puede volver a visitar nuestro sitio web para conocer los horarios abiertos para citas o visitar el sitio web del Departamento de Salud y Servicios Humanos para encontrar otra ubicación. Si tiene preguntas sobre su cita, consulte Información de la cita.

No hay ningún costo para los pacientes que se pongan una vacuna.

La vacuna es gratuita para todos los pacientes (no se le cobrará). Si está asegurado, traiga su tarjeta del seguro a su cita. No es necesario traer una identificación con foto.

UNC Health nunca pedirá a los pacientes información personal como números de seguro social, cuentas bancarias u otros datos financieros.

Las vacunas contra la COVID-19 no están a la venta y nadie que se presente a sí mismo como alguien que tiene vacunas a la venta es un representante legítimo de UNC Health o UNC Health Alliance.

Las vacunas contra la COVID-19 no ocasionan la COVID-19, pero es posible que experimente efectos secundarios, que son normales.

Las vacunas de ARNm contra la COVID-19 no contienen la COVID-19 «viva» y no pueden darle la COVID-19. Después de recibir la vacuna, su brazo puede estar adolorido, enrojecido o caliente al tacto. Estos síntomas generalmente desaparecen por sí solos en una semana. Otros efectos secundarios pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, escalofríos o dolores musculares, especialmente después de recibir la segunda inyección. Estos efectos secundarios se consideran normales y una señal de que la vacuna contra la COVID-19 está funcionando para protegerle.

Incluso si ya tenía la COVID-19, aún debe vacunarse.

Los CDC, NCDHHS y UNC Health recomiendan que todas las personas que califican se pongan la vacuna contra la COVID-19, independientemente de su estado de infección anterior, ya que la vacuna puede producir una inmunidad más duradera. Sin embargo, las personas a las que recientemente se les ha diagnosticado con la COVID-19 NO deben acudir a un centro médico para ponerse una vacuna hasta que hayan pasado su período infeccioso (es decir, para pacientes ambulatorios, 10 días después del inicio de los síntomas más 24 horas sin fiebre O si no hubo síntomas, 10 días después de la primera prueba positiva). Si le diagnosticaron con la COVID-19 y recibió tratamiento con un anticuerpo monoclonal o plasma de convalecencia, los CDC recomiendan esperar al menos 90 días antes de ponerse la vacuna contra la COVID-19. Esto se debe a que, en teoría, estos anticuerpos en estos tratamientos podrían interferir con la vacuna.

Ciertos grupos de personas deben hablar con su médico sobre la vacuna antes de recibirla.

La mayoría de los pacientes pueden ponerse vacunas contra la COVID-19 de forma segura. Si tiene una afección específica, hable con su médico sobre ponerse la vacuna antes de programar su cita de vacunación. Obtenga más información sobre condiciones específicas.

Es importante continuar cumpliendo todas las guías de seguridad.

Continúe usando una mascarilla, practicando el distanciamiento físico, lavándose las manos con frecuencia y permaneciendo en casa cuando esté enfermo. Estas son formas comprobadas de contener la propagación y serán esenciales para poner fin a la pandemia, incluso cuando comencemos a vacunar. Aunque los estudios muestran que la vacuna es efectiva para proteger a las personas de enfermarse con la COVID-19, actualmente no hay datos que muestren si la vacuna evitará que las personas vacunadas propaguen o infecten a otras con la COVID-19. Tampoco sabemos por cuánto tiempo las vacunas protegerán a las personas de enfermarse con la COVID-19.

Vacunarse

Conozca más acerca de cómo y cuándo ponerse la vacuna contra el COVID-19.

VACUNARSE