Skip to Content

UNC Health is following the FDA’s recommendation to resume use of the Johnson & Johnson vaccine. Blood clots and severe reactions are rare. Click here for more information and when to seek medical care.

Última actualización

Es posible que las vacunas no prevengan el virus, pero protegerán de enfermar gravemente.

A medida que las vacunas para la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) estén disponibles, es posible que esté escuchando historias de un pequeño número de personas que fueron vacunadas y dieron positivo para el virus. Esto le sucedió a un congresista de Massachusetts.

No tenga miedo: esto no significa que las vacunas no funcionan. Su trabajo es evitar que se enferme gravemente y la muerte, no casos leves o moderados. Las vacunas contra el COVID-19 son un paso importante para ayudar a poner fin a la pandemia. Todos estamos listos para poder abrazar a nuestros seres queridos, celebrar hitos y viajar con más libertad.

Esto es lo que debe saber sobre las vacunas.

1. Las vacunas toman tiempo para trabajar.

Su cuerpo tarda aproximadamente dos semanas en poder combatir completamente el virus después de recibir su segunda dosis. Las dos vacunas disponibles actualmente requieren dos dosis que se administran con algunas semanas de diferencia. Durante el tiempo entre las dosis y las dos semanas posteriores a una segunda dosis, aún podría infectarse. También puede transmitir el virus a otras personas a medida que su cuerpo trabaja en su capacidad para combatir el virus.

También es posible que se haya infectado incluso antes de ponerse la vacuna. Esa infección puede continuar desarrollándose después de recibir su inyección, pero antes de que esté completamente protegido.

2.Las vacunas le protegen de enfermarse gravemente, pero es posible que no eviten la infección.

Las vacunas actúan para evitar que usted contraiga una infección que provoque síntomas. Son muy buenas para evitar enfermedades que causan problemas importantes. Esto es similar a cómo las personas que reciben la vacuna contra la gripe aún pueden contraer la gripe, pero es un caso mucho más leve. Todavía no sabemos si las vacunas contra el COVID-19 le impidan transmitir el virus a otras personas.

La buena noticia es que, aunque «es posible infectarse con el virus COVID-19 después de haber sido vacunado, sus posibilidades de enfermarse gravemente son mucho menores porque se puso la vacuna», dice el UNC Health Chief of Infectious Diseases Joseph J. Eron Jr., MD.

3. Las vacunas son muy buenas—pero no 100 por ciento efectivas.

Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 actualmente disponibles son 100 por ciento efectivas. De hecho, ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva para todos porque el cuerpo de cada persona reacciona de manera diferente a las vacunas.[1] En los ensayos clínicos, las vacunas Moderna y Pfizer mantuvieron a salvo a aproximadamente 9 de cada 10 personas, lo cual es un muy buen resultado.

En ensayos clínicos, se ha demostrado que la vacuna Johnson & Johnson tiene una efectividad del 85 por ciento en prevenir enfermarse gravemente lo cual provocaba que las personas tuvieran que ir al hospital y la muerte.

Aun así, los creadores de vacunas están buscando formas de hacer que las vacunas sean aún más efectivas. Una forma de hacer esto es con inyecciones de refuerzo. Las inyecciones de refuerzo se administran después de la vacuna inicial para ayudar a mejorar o extender la protección contra los síntomas de la enfermedad. Son comunes con las vacunas y es probable que haya recibido una vacuna de refuerzo contra el tétanos.

«Hasta que tengamos más información, debemos asumir que tenemos el potencial de propagar el COVID-19 incluso si hemos sido vacunados», dice el Dr. Eron. «Eso significa que todavía tenemos que tomar las precauciones de las que hemos hablado durante tanto tiempo: usar una mascarilla, lavarnos las manos y el distanciamiento social para mantener a los demás a salvo».

[1] https://www.cdc.gov/vaccinesafety/ensuringsafety/history/index.html

Vacunarse

Conozca más acerca de cómo y cuándo ponerse la vacuna contra el COVID-19.

VACUNARSE